Glu, glu


 

 

         Hay muchos peces en el mar.

         Ya lo sé, Darío, pero es que mi caña no es muy grande.

         ¿Cómo? ¿Acaso es que la tienes pequeña?

         Emmm, no me refería a eso. Quería decir aspecto general, capacidades…

         Pero hay muchos peces en el mar.

         Ya. ¿Y esos que van con redes de arrastre? Se lo llevan todo. O los que tiene su propio barco y pueden adentrarse en lo más profundo. Incluso los que pescan con palangre se llevan mejores resultados que yo.

         La posición de los barcos de pesca es inescrutable, como los caminos…

         Podría ser yo el pescador pescado.

         ¿Pescado?

         Por un tiburón, por ejemplo.

         Podría ser.

         O por una pescadora de anzuelo sin cebo.

         Mejor que con una lombriz colgante…

         Aunque un anzuelo en la piel debe de doler bastante.

         No te digo na si lo que has hecho es comértelo.

         A mí, una vez en la orilla, el aire desvió el anzuelo mientras lo lanzaba y se me incrustó en el párpado.

         ¿En el párpado?

         Sí, fue muy desagradable. Perdí este ojo.

         Pero si tú no eres tuerto.

         Es que luego me volvió a crecer.

         Ah, por eso uno es de color azul y el otro marrón.

         Claro, se quedó azul porque lo primero que vio fue el mar.

         ¿Y el marrón?

         Pues porque mis abuelos maternos los tenían verdes y lo paternos rojos.

         ¡Rojos!

         O comunistas, como quieras decirlo.

         Debieron de sufrir mucho en la dictadura…

         No te creas, no llegaron a ver nada.

         ¿Se los arranaron?

         Se volvieron blancos, después de ver las atrocidades de la guerra.

         ¿Qué guerra?

         La que ya has olvidado.

         Es verdad, no me acuerdo.

         ¡Ves!

         ¡Si yo no tengo ojos!

         ¡Anda, pues es verdad!

         Claro, aquí, en las llanuras abisales, no hacen falta.

         Porque son abismales.

         Efectivamente.

         Yo, en cambio, no tengo boca.

         Ah ¿no? ¿Y por dónde hablas?

         No hablo, pienso.

         ¿Y en qué piesas?

         En que no me como ni una rosca.

         Pues come peces, que aquí hay más.

         Qué razón tienes, aquí hay muchos.

         Si es que hay muchos peces en el mar…

FIN (o no)

 

 (c)

 

 

3 comentarios to “Glu, glu”

  1. me encantó pececillo!!
     😀 beijinhos

  2. Buenas!!!
    Lo del titulo lo pones a traves del custom html poniendolo arriba.El titulo hay pagiunas que te lo hacen pero mejor haztelo en el photoshop pa que quede mas original y lo subes a una web y yasta.De todas maneras como no me explico mu bien te dejo el enlace donde lei como hacerlo.
    http://mmadrigal.spaces.live.com/blog/cns!1989B873A580CA12!22164.entry.
    Salud

  3. me encanta.
    yo prefiero ser pescadora aunque me gusta mucho más ser pescada…in fraganti comiendome un.PIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII! (interrumpimos la sesión)
    (volveremos a conectar con ustedes en breves momentos)
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: